martes, 29 de enero de 2013

Robber Barons


Robber Barons o “Barones Ladrones” es un término despectivo que se aplicaba a los poderosos empresarios norteamericanos del siglo XIX. A finales del siglo XIX, normalmente se daba este nombre a los empresarios que utilizaban prácticas propias de explotadores para amasar su fortuna. Estas prácticas incluían:

-         controlar los recursos nacionales

-         tener mucha influencia en el gobierno

-         el pago de salarios extremadamente bajos

-         aplastar a la competencia mediante la compra de las empresas ajenas a fin de crear monopolios y así aumentar los precios

-         vender acciones a precios inflados a inversores incautos de manera que a la larga desaparecía la empresa para la que se emitió la acción y se arruinaban los inversores

Ejemplos de "Barones ladrones" son:
- Cornelius Vanderbilt (1794-1877)
-John Jacob Astor III (1822-1890)
-Andrew Carnegie (1835-1919)
-J.P. Morgan (1837-1913)
-John D. Rockefeller (1839-1937)

        Todos los capitalistas mencionados en la lista realizaron negocios fabulosos en los que se embolsaron ganancias de cientos de millones de dólares. ¿Cómo podían pagar dividendos -beneficios- a los dueños de acciones en sus empresas? Asegurándose de que el Congreso aprobara aranceles que mantuvieran alejadas a las manufacturas extranjeras, asfixiando a sus competidores, manteniendo altos los precios y haciendo trabajar doce horas diarias a cientos de miles de personas por salarios que apenas podían mantener con vida a sus familias, mientras los capitalistas recibían subsidios de sucesivos gobiernos.
Contra las prácticas de los “Barones Ladrones” se levantó en su propio tiempo una campaña de críticas encabezada por periódicos y políticos. A principios del siglo XX una serie de leyes aprobadas por el gobierno estadounidense eliminaron los peores excesos de los “Barones Ladrones”.

La primera imagen parodia a los “Barones Ladrones” yendo a la etimología del nombre.

A continuación tenemos una imagen satírica aparecida en prensa sobre los “Barones Ladrones” titulada “Los protectores de nuestra industria”.

En el siguiente dibujo se muestran las prácticas monopolísticas de la Standard Oil Company.
En la imagen inferior aparece el poder de la Standard Oil Company que no sólo absorbe otras empresa petrolíferas sino también bancos y extiende su influencia sobre el poder político pues el pulpo, que es la empresa, agarra con sus tentáculos los capitolios donde se reúnen las asambleas de cada estado de la Unión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario