martes, 5 de marzo de 2019

Las colonizaciones griegas












Las colonizaciones griegas en el siglo VI a. C. (600-501 a. C.)

Desde el siglo VIII a. C. al siglo VI a. C. los griegos se extendieron por toda la cuenca del mar Mediterráneo fundando colonias.
Las razones que explican el proceso de colonización griego son varias:
Debido al carácter montañoso de la Grecia continental y de las costas de Asia Menor, eran escasas las llanuras y, por consiguiente, las tierras de cultivo fértiles. Eso hacía que los campesinos tuvieran que completar su trabajo agrícola con el cuidado de rebaños, sobre todo de ovejas, y animaba a muchos griegos a dedicarse a la pesca y al comercio marítimo.
Con el paso del tiempo, al aumentar el número de griegos, la cantidad de tierra disponible para ellos disminuyó y los agricultores se empobrecieron. Muchos pedían préstamos a los aristócratas, los grandes propietarios de tierras, y cuando no podían devolverlos se convertían en sus esclavos.
En las polis comenzaron las luchas civiles entre los aristócratas y los campesinos empobrecidos, que querían la eliminación de la esclavitud por deudas, e incluso un reparto de todas las propiedades agrarias.
La emigración en busca de nuevas tierras de cultivo era una salida para las familias campesinas con pocas tierras, en peligro de caer en la esclavitud por deudas.
Además dentro de las familias aristocráticas también existía un problema. A causa de la primogenitura[1] el hijo mayor heredaba todas las tierras, y los demás hijos quedaban bajo su protección. Eso causaba disputas y luchas entre los aristócratas. Para evitarlo muchos jóvenes aristócratas se unieron a las flotas de colonización.
Las polis animaban la fundación de colonias porque así evitaban las guerras civiles al librarse de los labradores pobres y de los nobles problemáticos. Además las colonias servían como factorías comerciales para las metrópolis, es decir eran lugares donde podían almacenar mercancías, reparar sus barcos, y descansar sus comerciantes.

Las colonias al fundarse se constituían como nuevas polis, o sea que eran ciudades-estados independientes. La colonia no dependía de la metrópolis, esto es tenía un gobierno propio y actuaría según sus intereses particulares. Sin embargo,  la colonia seguía manteniendo los dioses de la polis fundadora, su dialecto griego, y solían mantener relaciones comerciales muy activas con su metrópolis.
Las colonias griegas fundadas por todas las costas mediterráneas permitían obtener de los “bárbaros”[2] materias primas (trigo para el pan, madera para los barcos…)  a cambio de objetos manufacturados (vajillas de cerámica, armas, telas…). Las colonias al norte del mar Negro como Olbia compraban trigo para revenderlo a polis como Atenas. También Náucratis, a orillas del Nilo, se dedicaba a la compra y venta de trigo, en este caso de Egipto. En cambio, otras colonias como las de la Magna Grecia[3] (Siracusa, Mesina, Tarento o Cumas) comerciaban con vino y aceite de oliva.

Podemos decir que el proceso de colonización realizado por los griegos fue un éxito, pues se fundaron una gran cantidad de nuevas polis y la mayoría de ellas continuaron existiendo durante siglos, llegando algunas de esas ciudades hasta hoy día como Marsella.
El éxito de la colonización griega se debió en parte a la debilidad de los bárbaros. Los griegos encontraron en las costas del Mediterráneo pueblos como los escitas, tracios, ilirios, celtas o iberos que, en su mayor parte, estaban repartidos en varias tribus con reyes enfrentados entre sí; en cambio, otros pueblos, como los etruscos, se dividían en ciudades-estados. La mayoría de los pueblos bárbaros eran agricultores y ganaderos que vivían con una cultura de la Edad del Hierro, pero sin ciudades ni escritura, salvo los etruscos; de hecho, los escitas eran pastores nómadas y ni siquiera vivían en pueblos, sino que erraban por las estepas al norte del mar Negro. Fue por influencia de las colonias griegas que los iberos, los celtas y otros pueblos empezaron a levantar ciudades y adoptaron la escritura.
Los dos únicos poderes “bárbaros” que se opusieron a los griegos fueron el Imperio persa aqueménida[4] y la ciudad-estado de Cartago.
El Imperio persa aqueménida era una monarquía absoluta que había unificado las tierras de Mesopotamia, Egipto, Asia Menor y llevado sus fronteras hasta la India. Los griegos sólo podían establecerse en el imperio con el permiso del “Rey de reyes” persa, y las colonias helenas que existían dentro de ese imperio se fundaron antes de que esos territorios fueran conquistados por los persas.
Cartago era una ciudad-estado gobernada por una oligarquía[5] de comerciantes ricos. La ciudad había sido fundada como una colonia por Tiro, una ciudad fenicia. Los fenicios ya habían colonizado las costas del Mediterráneo occidental antes que los griegos.  Los fenicios fueron los inventores de la escritura fonética, y en ellos se inspiraron los griegos para crear su propio alfabeto.
Cartago había sido fundada antes del año 800 a. C. y había conquistado otras antiguas colonias fenicias como Gadir[6] (Cádiz) o Malaca (Málaga). En el siglo VI a. C. Cartago controlaba territorios en el norte de África, en el sur de la península ibérica, la mitad meridional de la isla de Cerdeña, la mitad occidental de la isla de Sicilia y las Baleares. El interés de Cartago no era tanto dominar territorios y poblaciones como controlar el comercio en el Mediterráneo occidental. La intención de los cartagineses era establecer un monopolio de determinados productos, es decir ser los únicos en venderlos eliminando a su competencia.


EJERCICIOS
Coloca el nombre del tema en tu libreta
Copia las preguntas en bolígrafo negro
Responde a las preguntas en bolígrafo azul
Deja espacio tras la respuesta para poder añadir correcciones en bolígrafo rojo.
Las respuestas se encuentran en el cuerpo principal del texto, en el mapa y en las notas a pie de página.

1.      ¿Qué río desemboca en el mar Caspio?
2.      ¿Qué río desemboca en el mar de Azov?
3.      ¿Qué ríos desembocan en el mar Negro?
4.      ¿Qué ríos desembocan en el mar Báltico?
5.      ¿Qué ríos desembocan en el mar del Norte?
6.      La península de Crimea está al norte del mar…
7.      Nombra seis islas mediterráneas en orden alfabético.
8.      ¿Qué dos mares rodean la península itálica?
9.      ¿Quiénes eran los aristócratas?
10. ¿En qué consiste la primogenitura?
11. ¿Para qué sirve una factoría comercial?
12. ¿Por qué para algunos pensadores griegos como Aristóteles que los bárbaros fueran esclavos era natural?
13. ¿Qué colonia griega comerciaba con trigo egipcio?
14. ¿Qué colonia griega del mar Negro abastecía de trigo a Atenas?
15. ¿Qué era la Magna Grecia?
16. ¿Qué vendían los griegos por los puertos del Mediterráneo?
17. ¿Qué es la estepa? Debes saberlo del primer trimestre.
18. ¿Quién era el “Rey de reyes”?
19. ¿Cómo se llamaba la familia real de los persas?
20. ¿Cómo era llamado el emperador persa?
21. ¿Qué es una oligarquía?
22. ¿Qué pueblo inventó el alfabeto fonético, que todavía usamos nosotros?
23. ¿Cuándo fue fundada Gadir?
24. ¿Qué es un monopolio?


EJERCICIOS DEL MAPA
-      Cada pregunta vale un punto. Las actividades teóricas y el mapa suman sus puntuaciones y se dividen por dos.
-      Usa los mapas que aparecen en la entrada del blog para ayudarte a realizar las actividades.
-      Realiza en orden las siguientes actividades.
1.      Escribe con bolígrafo negro en mayúsculas el nombre de los mares que aparecen en el mapa, y que están señalados con rayitas, una para cada letra:
Mar Mediterráneo, mar Negro
2.      Escribe con bolígrafo negro en mayúsculas el nombre de los territorios que aparecen en el mapa, y que están señalados con rayitas, una para cada letra:
Iberia, Galia, Etruria, Imperio persa, Mesopotamia, Siria, Fenicia, Egipto
3.      Coloca con bolígrafo negro el nombre de las siguientes metrópolis griegas -puedes usar flechas-:
Focea, Mileto, Tebas, Atenas, Corinto, Esparta
4.  Coloca con bolígrafo negro el nombre de las siguientes colonias griegas -puedes usar flechas-:
Bizancio, Náucratis, Cirene, Siracusa, Mesina, Tarento, Massalia, Emporion, Hemeroskopeion, Rhode
5.      Colorea con cera o lápiz rojo el territorio de la Grecia continental, donde se hallaban las principales metrópolis, las costas de Asia Menor, las islas de Creta y Rodas, las zonas de costa colonizadas por los griegos –la tierra firme, no los mares- y las flechas que señalan las direcciones de avance de la colonización griega.
6.      Colorea con cera o lápiz verde los territorios cartagineses del norte de África y del sur de península ibérica, las islas Baleares, la mitad meridional de la isla de Cerdeña y la parte occidental de la isla de Sicilia.
7.      Colorea con cera o lápiz amarillo el Imperio persa que abarca Asia Menor, Siria, Fenicia, Mesopotamia, Egipto y la isla de Chipre. El desierto de Arabio no se colorea.
8.      Subraya con cera o lápiz rosa  los nombres de los pueblos bárbaros ajenos al mucho griego: Iberia, Etruria, celtas, tracios, ilirios, escitas.
9.      Colorea con cera o lápiz castaño los Alpes y el Cáucaso.
10. Colorea con cera o lápiz azul claro todos los mares que aparecen en el mapa.



[1] La primogenitura es una institución que existe en sociedades del pasado y del presente. Consiste en que, para evitar que las propiedades inmuebles (tierras y edificios) de una familia acaben fuera del control de la misma por herencia o venta, se establece que el hermano mayor hereda la mayor parte de la riqueza familiar, teniendo que hacerse cargo del resto de sus hermanos.
[2] Para los griegos bárbaros eran aquellos pueblos que no hablaban griego y tenían una cultura distinta a la suya, fuera por tener dioses diferentes, ser nómadas, no usar la escritura o la moneda… Para los griegos todos los bárbaros pertenecían a una categoría humana inferior, por ello algunos pensadores griegos defendían que su estado natural era la esclavitud. Los bárbaros podían dejar de serlo aprendiendo el idioma griego e integrándose en su cultura.
[3] La Magna Grecia era la región del sur de Italia y de Sicilia donde se establecieron numerosas colonias griegas.
[4] El imperio persa también se llamaba aqueménida porque la familia real de los persas descendía de un tal Aquémenes.
[5] Una oligarquía es un sistema de gobierno en el que el poder está en manos de una cantidad reducida de personas, que suelen pertenecer al mismo grupo social, propietarios de muchas tierras o comerciantes enriquecidos, pero no necesariamente a las mismas familias.
[6] Gadir es, probablemente, la ciudad más antigua de Europa occidental, pues su fecha de fundación es anterior al siglo VIII a. C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario