domingo, 26 de febrero de 2012

Los Catorce Puntos de Wilson

1.      La diplomacia internacional debería ser pública.
Una de las causas de la I Guerra Mundial había sido el sistema de alianzas. Estos tratados de apoyo político y militar entre estados en la mayoría de los casos eran secretos y desconocidos por terceros países.
2.      Libertad de navegación tanto en tiempo de paz como en tiempo de guerra fuera de las aguas jurisdiccionales de cada país, excepto cuando los mares quedasen cerrados por un acuerdo internacional.
La principal causa de la intervención norteamericana en la I Guerra Mundial fue la guerra submarina que lanzaron los alemanes contra todos los países que comerciaban con los aliados. Eso fue en respuesta al bloqueo marítimo que ejerció la Armada británica contra el comercio alemán desde el comienzo de la guerra.
3.      Reducción de las barreras aduaneras entre los países que fueran favorables a la paz.
4.      Reducción del armamento de los distintos países al límite compatible con la seguridad interior.
Otra de las causas de la I Guerra Mundial había sido la carrera de armamentos entre naciones, lo que dio lugar a que la Belle Époque  también fuera llamada época de la paz armada (1871-1914).
5.      Renuncia de los distintos países europeos a sus pretensiones coloniales.
Las disputas entre potencias a causa de las colonias se solucionarían contando con los intereses tanto de los habitantes de los territorios como de las potencias colonizadoras.
6.      Evacuación del territorio ruso por las tropas alemanas y aceptación del gobierno ruso, cualquiera que fuera, en la Sociedad de Naciones.
Tras la firma del Tratado de Brest-Litovsk  en 1918 por el gobierno soviético Rusia se había retirado de la I Guerra Mundial y había cedido al Imperio alemán Polonia, Bielorrusia y Lituania. Eran declaradas independientes Finlandia, Estonia, Letonia y Ucrania.
La Sociedad de Naciones era una organización internacional propuesta por el presidente norteamericano Wilson que debería crearse tras el final de la guerra para que las naciones discutiesen sus problemas dentro de una comunidad de estados evitando así llegar a la guerra.
7.      El ejército alemán debía evacuar Bélgica y el gobierno belga ser restaurado.
8.      El ejército alemán debía evacuar los territorios franceses ocupados. Asimismo las regiones de Alsacia y Lorena, incorporadas a Alemania en 1871, tras la Guerra franco-prusiana, debían ser devueltas a Francia.
9.      Reajuste de las fronteras de Italia, siguiendo el principio de nacionalidad.
Lo anterior significa que los territorios del Imperio austro-húngaro donde existían poblaciones que hablaban italiano se incorporarían a Italia.
10.  Los grupos nacionales que existían en el Imperio de Austria-Hungría podrían elegir su futuro político, es decir convertirse en naciones independientes si lo deseaban.
11.  Las potencias centrales debían evacuar Rumania, Servia y Montenegro. Igualmente Servia tendría un acceso libre y seguro al mar. Por último, las fronteras balcánicas tendrían en cuenta el principio de nacionalidad.
12.  Los turcos dentro del Imperio turco otomano seguirían siendo un estado, pero los pueblos no turcos (armenios, árabes, griegos…) tendrían derecho a elegir su futuro político. También se establecería la libre navegación a través de los estrechos del Bósforo y de los Dardanelos, lo que permitiría a cualquier barco pasar del mar Mediterráneo la mar Negro y viceversa.
13.  Creación de un estado polaco independiente, que incluiría los territorios habitados mayoritariamente por polacos, al que se le aseguraría el libre acceso al mar.
14.  Se crearía una Sociedad general de naciones para proteger la independencia política y la integridad territorial tanto de estados grandes como pequeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario